jueves, 29 de mayo de 2014

Mujer


El vaso de ron cartavio era lo único que ella tenía en ese lugar lleno de gente sin alma, ella veía su vaso terminarse y en él su vida acabarse. Iba de fiesta en fiesta pensando en el disfrute ajeno, mas no en el suyo.  Horas interminables de charlas con amigos, ella solo miraba el espacio vacío por miedo a ser atacada a la hora de opinar. 

Mujer sin cultura, mujer sin vergüenza, mujer malcriada. Mujer llena de vacios, que intoxicaban su alma. Vacios que llenaba con una caricia un poco sobrepasada. Mujer que trataba de ser digna, para ser respetada. Mujer gastada, insegura. Llevaba sombras hasta la cama, la cual nunca descansaba. Mujer confundida, abatida, cansada, ilusa y creativa. Dormía sin sábanas por temor a mancharlas. Mujer desafinada, con alegrías falsas, con despertares nublosos. Mujer con sentimientos escondidos. Mujer de poco habla, mujer que enamoraba. Mujer poco tolerante. Bailarina al andar, con sueños sin cumplir. Con muchos por crear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada