domingo, 10 de julio de 2011

Un poco mas...

Una decisión apresurada terminó destruyendo las ganas infinitas que
 tuve alguna vez de amarte toda la vida.
Tu orgullo y desesperación terminaron por destruir ese
amor que sentíamos los dos al abrir los ojos en una mañana con mucho sol.


Tus ganas de vivir solo y sin alguien que te proteja, esas ganas
 te dejaron sin nada, sin mi amor y sin mi persona.
Si tu crees que te irá mejor, te lo mereces porque eres un ganador y siempre lo serás.


Yo por mi lado simplemente necesito una pequeña porción
de paz en mi vida, que tu me quitaste con vida.
Nadie sabe en esta vida que podrá pasar mañana, pero
sé que en tu futuro siempre estaré sentada, porque jamas me dejarás avanzar.


Porque tu recuerdo siempre esta ahí en cada amanecer y
pensamiento, en cada paradero, en cada paso que doy hacia adelante.


Toda la fantasía que vivimos, fue una de las mejores de mi vida y de eso eres testigo.
Sabes que con una dulce palabra en mi odio podrías cambiar
 todo lo que estoy pensando en este momento.
Trate de quedar bien con tu persona, pero al parecer tu persona
 se arrepintió de lo que vivimos y empezó a sufrir desconsoladamente cuando mi felicidad se elevaba
y al final quede mal parada.


Te pregunte un día si es que me habías olvidado y dejado
 de amar y tu respuesta afirmo mis dudas.
No te hecho la culpa, pero yo ya no soy la misma y tu
 ayudaste a esa tremenda transformación de mi persona.


Contigo aprendí muchas cosas, lloré, amé, vi las estrellas de manera
 diferente, aprendí a ser cursi, aprendí a pensar en alguien mas, porque estaba
 contigo y con nadie mas, porque fuiste y serás una de las personas mas importantes en mi vida.


Tu envidia no te dejará vivir por un tiempo.
Tu eres testigo de los sentimientos que solo fluían cuando te sentías solo.
Pues ahora tendrás que buscar otro cuerpo para que cure tus heridas.
Yo solo te podré escuchar, no dudes que siempre estaré acá para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada