lunes, 23 de mayo de 2011

Calle

Una noche con cierta luna llena predestinada por la lluvia, te vi, te vi, parecías tan real, pero simplemente era el reflejo de mis recuerdos por esa calle por la que solíamos pasar, al venir de las fiestas en las cuales nos divertíamos tanto y que con un poco de alcohol los sentimientos afloraban y me hacías sentir la chica, (que en ese tiempo era una ilusa muchacha que a pensaba que aun era una niña), tan especial que hacías que mi corazón,  que ahora me pregunto porque lo simbolizan de esa manera tan peculiar, creciera y se llenara de mucho amor, el cual solo era para ti y para hacerte feliz.
Era una luna tan redonda y tan iluminada que no me acompañaba mas bien me asustaba, me asustaba porque me hacia recordarte, me hacía ver tu cara aquella ves que me desperté a tu costado en la playa y pude ver tus ojitos cerrados y supe entender en ese momento y responderme el "por qué" te quería tanto y el "por qué" podría verte todos los días a mi lado al despertar.
Y esa noche no fue una noche común, ni al despertar una mañana normal, y fue en la mañana que me desperté y ya no era una niña.
Conocí algo mas de ti que me hizo ser mucho mas feliz, fue el momento preciso con una música de fondo muy propio de alguna fiesta cercana de por allá  fue un momento maravilloso, el miedo se deslizo por la ventana y nunca mas volvió a entrar,
Y ahora que estas lejos de mi y solo vivo para recordarte, sigo pasando por aquella calle y recuerdo momentos que jamas volverán. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada